26 de marzo de 2012

DUATLONES DE ERMUA Y AMOREBIETA

Ya que este año no consigo encadenar semanas demasiado buenas de entrenamientos este fin de semana he hecho la “machada” de doblar y correr dos duatlones seguidos.

Aquí paso a contaros las crónicas:

Empezaremos por el sábado en el que por la tarde corrí el Duatlón de Ermua sobre distancia sprint (5 – 20 -2,5). La carrera a pie no era excesivamente dura pero la bici incluía una subida de unos 3Km con un tramo al 15% aproximadamente.
La salida se retrasó un poco y eso casi nos cuesta un susto a Kepa Ruiz y a mí que nos fuimos a calentar y llegamos de milagro a salir con el grupo. Una vez conseguimos adelantar unas cuantas posiciones Kepa pegó un fuerte tirón y se marchó con el francés Oulliers. Por detrás, yo puse mi ritmo y junto con la compañía y colaboración de Ander Aguirre conseguimos perder solo 20´´ con Kepa.



Yo no conocía a Ander Aguirre ya que nunca había competido con él y no sabía de su potencial en bici por lo que nada más subirme en la bici y comenzar la primera cuesta me puse a tirar con fuerza pensando que quizá se quedaría rápido, pero nada más lejos de la realidad, Ander aguantaba perfectamente y por otro lado nos estaba costando reducir la distancia con Kepa, no así con el francés al que pronto dimos alcance. Hacia el Km2 ocurrió un percance que me descentró bastante y es que se me cayó el dorsal, en un principio ni se me pasó por la cabeza parar a cogerlo, pero más tarde empecé a pensar que si llegaba a meta sin dorsal corría el riesgo de que no me calificasen y que pegarme una paliza para nada no merecía la pena. Así, seguí colaborando con Ander mientras el francés se quedaba pero sin demasiada convicción y solo estaba esperando el segundo paso por donde se me había caído el dorsal y cogerlo.
En el primer paso por Ermua con Ander a rueda

Justo cuando estábamos llegando a ese punto cogimos a Kepa y surgieron dudas, yo les dije que estaba “rallado” con lo de mi dorsal y que no les iba a atacar hasta que no lo cogiese y volviese a sentirme en carrera por lo que los tres íbamos relevando mientras yo además no dejaba de mirar a la cuneta, pero sin éxito, no lo encontré. Por suerte sobre el Km13 nos adelantó una moto de un juez y le pregunté si podía continuar sin dorsal y me dijo que sí, que tomaba nota y que no me preocupase así que volví a sentirme en carrera y en igualdad de condiciones con mis rivales. Aquí quiero destacar la deportividad de Kepa y Ander que me entendieron y tampoco se aprovecharon de mi situación.
El problema de todo esto es que estábamos a escasos 5Km de la T2 y ya era demasiado tarde para intentar atacar en bici, aún así lo intenté un par de veces en un polígono industrial bastante revirado pero en ambas ocasiones la moto de la Ertzaintza que abría carrera me entorpeció en la trazada de las curvas y no conseguí sacar nada de ventaja por lo que los tres llegamos juntos a la T2.
Como era de esperar Kepa enseguida puso tierra de por medio y yo, aunque traté de seguir a Ander volví a sufrir los problemas de gemelos del fin de semana pasado y perdí unos metros por lo que uniendo eso a que al día siguiente tenía otra carrera preferí dejarme llevar y limitarme a conservar el tercer puesto. Tanto Kepa como Ander realizaron una gran carrera y corrieron muy inteligentemente, probablemente más que yo que cometí demasiados errores para una carrera tan corta.


Y hoy domingo ha tenido lugar el Duatlón de Amorebieta que era más exigente ya que se disputaba sobre distancias de 10-35-5, las cuales son cuanto menos respetables.
La carrera tenía un gran favorito, el local Iurgi Etxeandía que a pie tiene un nivel impresionante y que conocía el terreno a la perfección.
Yo tenía claro que debido al cansancio de la carrera del sábado, no iba a cebarme con nada ni con nadie y que me iba a limitar a hacer “mi carrera” por lo que he hecho algo que no suelo hacer y he corrido con el Garmin.
En el primer 10.000 Iurgi pronto se ha marchado por delante y yo tras un primer Km en 3´09´´ he puesto un ritmo asequible para mí y he rodado como un reloj haciendo todos los Km entre 3´14´´ y 3´19´´ para acabar con un parcial de 32´33´´ sobre un circuito revirado y bien medido, lo cual no está nada mal para mí, aunque Iurgi me ha sacado 1´ en la T1. Junto a mí han llegado dos duatletas, uno de ellos hermano y compañero de Iurgi, por lo que no me interesaba nada hacer grupo con ellos y que se me pudieran poner a rueda así que he salido fortísimo de boxes y me he marchado solo a la caza de Iurgi. El segmento de ciclismo era duro con dos puertecillos (Autxagane y Monte Calvo) pero estos estaban al principio y a partir del Km 15 todo era llano o bajada. Precisamente coronando el último de los dos puertos he podido alcanzar a la cabeza y nada más hacerlo le he atacado, pero no he logrado marcharme. Iurgi y yo hemos hablado y él me ha preguntado si íbamos a ir a relevos o si le iba a atacar y yo no le he mentido y le he dicho que yo tenía que atacar si quería ganar y que así lo iba a hacer. Él ha sido igual de sincero conmigo y me ha dicho que no tenía prisa y que no le importaba esperar atrás ya que venía su hermano, por lo que me he quedado con todo el peso de la fuga. A pesar de ello he intentado atacarle un par de veces pero ninguna de las dos me he conseguido marchar así que puestas mis cartas sobre la mesa y viendo que iba a ser imposible marcharme en solitario he vuelto a hablar con él y nos hemos puesto de acuerdo para relevar y así yo al menos poder asegurarme el segundo puesto.
Los últimos 10Km de bici los hemos hecho fuertes y bastante compenetrados y juntos hemos llegado a la T2. Esta vez sin problemas de gemelos pero con mucha fatiga acumulada en las piernas me he puesto a correr y Iurgi pronto me ha abierto hueco así que yo, aunque con mucho sufrimiento porque el dolor muscular era bastante intenso, he corrido a un ritmo aceptable que me ha permitido conservar el la segunda posición. El tercer puesto final ha sido para Manuel Pando, compañero en el Triatlón Santander  que ha realizado un gran segmento ciclista.

En el último segmento de carrera, antes de uno de los puntos de retorno cruzándome con Iurgi


Llegando a meta

Junto a Iurgi y Pando al cruzar la meta

Como conclusión a este fin de semana debo decir que me da cierta rabia no haber podido ganar ninguna de las dos carreras pero quiero quedarme con lo positivo, es decir, con los dos pódiums, con las sensaciones que he tenido hoy (el sábado fueron peores) y con que el haber hecho estas dos carreras seguidas, la segunda encima sobre distancia de 10-35-5 supone un gran entrenamiento de calidad que me hacía bastante falta.

1 comentarios:

Ricardo Martín dijo...

Vaya fin de semana bueno no??Enhorabuena por esos dos podiums,estas muy fuerte y pronto se vera recompensado subiendo te a lo mas alto del cajón!!eres muy grande Jose!!un abrazo!!Ricky.

Publicar un comentario en la entrada

 
Jose Almagro Valero © Copyright 2010 | Reservados todos los derechos | Contactar | Adapted by Reivaj Setnom | Inicio