3 de julio de 2011

TRISTAR MADRID 111

La verdad es que me va a resultar complicado no extenderme mucho para contar la gran cantidad de cosas que han pasado hoy en el TriStar Madrid 111, una prueba que es la primera vez que viene a nuestra ciudad y que se compone de 1Km nadando, 100Km en bici y 10Km corriendo.

Empezaré diciendo lo que hasta ahora no había dicho y es que llegaba a esta carrera bastante desanimado  y algo preocupado después de haberme encontrado fatal y muy flojo en todos los entrenamientos que he realizado esta semana. Se ve que el 1/2 IM Villa de Madrid y el viaje a Malta habían pasado más factura de la que yo pensaba...

A pesar de ello, esta mañana cuando he llegado a las 6:30 a la Casa de Campo estaba dispuesto a darlo todo. Tras dejar las cosas en unos boxes diferentes para lo que estamos acostumbrados ya que hay que dejar todo el material dentro de unas bolsas las cuales se dejan colgadas en unos ganchos por orden de dorsal, me he ido a calentar al lago. El agua estaba buena y he nadado unos 10´, luego me he cambiado de ropa para no quedarme frío y he esperado a que se diese la salida.


La natación no me ha salido demasiado bien: Tras una primera salida nula por un bocinazo no oficial, en la segunda salida he recibido muchísimos golpes en los primeros 100m. Eso me ha hecho agobiarme un poco por lo que literalmente me he parado unos 2 segundos hasta que he podido encontrar un sitio algo más cómodo dentro del grupo, pero llegando a la primera boya he visto como la gente con la que iba y yo nos estábamos desviando de la trayectoria correcta, por lo que he vuelto a tener que aminorar el ritmo para cruzarme y rectificar hacia la dirección buena. Una vez sobrepasada esa primera y problemática boya ya me he encontrado mejor, poco a poco he ido adelantando posiciones y he salvado este primer segmento sin demasiadas complicaciones, pero con un parcial 3 minutos peor que el de Cristian Moya y Jaime Menéndez de Luarca, lo que significa que sigo teniendo que mejorar mucho en este medio.

Tras la T1, he cogido la bici a sabiendas de que si quería tener opciones de disputar la carrera debía recortar la distancia al grupo de cabeza al principio del segmento de ciclismo, antes de que se pusiesen de acuerdo  y me resultase más difícil. Por delante teníamos 100Km con drafting permitido que se componían de 10 vueltas con la subida al Cerro Garabitas y con un aliciente más, y es que los equipos de relevos (compuestos de un nadador, un ciclista y un atleta) que salían 15 minutos después, podían mezclarse con nosotros, lo cual podría influir en el desarrollo de la carrera.
 


Mi primera vuelta ha sido a tope sacando 39Km/h de media y recortando casi 2 minutos a la cabeza, en la segunda, después de coronar el Cerro Garabitas, he cogido al grupo y por fín he podido relajarme un poco. En ese grupo viajaban Jaime Menéndez de Luarca, César Pereira, Álvaro Velázquez y Antonio Alix entre otros.

Como suele pasar en los grupos grandes el entendimiento no era bueno y salvo los anteriormente mencionados y yo, los demás apenas pasaban al relevo alegando que no podían (aunque cuando se tensaba resulta que sí podían...).


Jaime, Álvaro y yo encabezando el grupo

Ha sido en la cuarta vuelta cuando la carrera ha podido dar un vuelco que al final ha quedado en nada: al inicio del Cerro Garabitas Jaime ha atacado y yo me he ido tras él. Cuando estábamos separándonos del grupo hemos dado alcance a Javi García (Kebi) que marchaba con una vuelta perdida ya que él era el ciclista de uno de los equipos de relevos (que por cierto han ganado con Iñaki Arenal como nadador y Luismi Martín Berlanas como atleta). Estaba esperándonos y al cogerle se ha puesto a tirar fortísimo, yo le he aguantado pero Jaime a 500m de coronar se ha quedado, además por detrás el grupo estaba totalmente parado y nuestra ventaja ha aumentado de forma ostensible en muy poco tiempo. Pero Javi me ha dicho que no le parecía bien que él y yo nos ayudásemos mutuamente ya que teníamos objetivos difrentes y con ello perjudicásemos a nuestros verdaderos rivales. Yo me he mostrado de acuerdo y ambos, en un gesto de deportividad nos hemos parado a esperar de nuevo al grupo. A partir de ese momento Javi se ha puesto el último para no influenciar en la carrera y nosotros hemos seguido otras dos vueltas más a tirones y sin mucho acuerdo.


Jaime durante su ataque y yo detrás

En el grupo se iba más o menos cómodo, pero yo no tenía ganas de disputarme la carrera en el último segmento a pie, pues eso suele significar una agonía para la que no estaba mentalizado. Por ello, en la sexta vuelta he decidido atacar en Garabitas y esta vez me he ido solo ante la pasividad del resto, poco a poco mi ventaja ha ido aumentando y una vuelta después he dado alcance a dos triatletas doblados que se me han puesto a rueda, incluso uno de ellos de vez en cuando me ha dado algún relevo que me ha venido bien (gracias). Por su parte, Javi García que estaba fortísimo en bici había atacado por detrás y también nos ha dado alcance. Así hemos afrontado las últimas tres vueltas aunque Javi nada más llegar me ha dicho "tío lo siento pero yo no quiero condicionar vuestra carrera y no voy a darte relevos". "Tranquilo, me parece bien, no te preocupes" le he contestado y he seguido llevando la reponsabilidad de ese peculiar cuarteto hasta la T2.


Vídeo donde se me ve en cabeza a partir del minuto 0:39



La carrera a pie la he empezado con 1´30´´ sobre el grupo de Jaime y Álvaro y aunque lo lógico hubiera sido regular, yo no las tenía todas conmigo y no quería agobios por lo que he hecho los tres primeros Km bastante fuertes (3´32´´ - 3´26´´ y 3´20´´) para lograr algo más de ventaja y entonces sí, poder regular y disfrutar de mi primera victoria en un triatlón.









Esta victoria me hace especial ilusión por diferentes motivos; el primero es porque es la primera que consigo en un triatlón, el segundo porque ha sido en Madrid, con mi gente, con mucho público animándome y en una prueba tan mediática como el TriStar y el tercero es otro muy especial para mí y es que llevaba toda la temporada esperando una victoria suficientemente relevante como para dedicársela a mi "Yayo", que falleció hace unos meses y que ha sido una de las personas más influyentes en mi vida, no solo porque fue quien me enseñó a montar en bici y a otras muchas cosas sino porque fue la persona que me enseñó "a ser persona". Así que señalando al cielo y con lágrimas en los ojos he entrado en meta.

En el peculiar podium junto a Jaime, Álvaro y César Pereira

Por otro lado, no puedo terminar esta entrada si mostrarme nuevamente agradecido con mi entrenador de natación Alberto García Bataller y curiosamente con mi máximo rival hoy; Jaime Menéndez de Luarca, a quien conozco desde hace apenas unos meses y que desde el primer momento me ha ayudado mucho y me ha dado consejos muy valiosos (siento no haberte hecho caso con lo de no llevar calcetines Jaime, lo intento en la próxima :):)) que sin duda me han servido para lograr esta victoria.



2 comentarios:

Carlos dijo...

No decías que no sabías nadar? pues parece que no solo la lías en los duatlones macho...jejeje. Felicidades.

run2chema dijo...

Enhorabuena de tus compañeros de club !!! algunos tambien presentes hoy en la carrera. Tu "yayo" estara super orgulloso de ti, sin duda !!! Grande !!!

Publicar un comentario en la entrada

 
Jose Almagro Valero © Copyright 2010 | Reservados todos los derechos | Contactar | Adapted by Bufalo King | Inicio