20 de octubre de 2014

CHALLENGE PAGUERA, CAMPEONATO DE EUROPA DE MEDIA DISTANCIA



Inicialmente el Challenge Paguera, que era Campeonato de Europa de Media Distancia, no entraba en mis planes hace unos meses. Sin embargo, a principios de octubre a Arrate le confirmaron que iba convocada con la Selección Élite y yo, al retirarme en Calella hace dos semanas decidí que me inscribía a nivel individual. Sin embargo, unos 10 días antes de la fecha de la carrera recibí una grata sorpresa con la llamada de Iñaki Arenal que me confirmaba que, tras la baja de uno de los triatletas inicialmente seleccionados yo también pasaba a formar parte de la selección, algo que me hacía muchísima ilusión.

Antes de hablar sobre la carrera en si misma quiero agradecer a la Fetri, a Iñaki y a Jaime Menéndez de Luarca que hayan pensado en mí como representante en esta selección y quiero decir que han sido tres días increíbles junto a nuestros compañeros, el ambiente ha sido estupendo y he podido conocer gente con la que no había tenido el gusto de convivir. La selección femenina la formaban Helena Herrero, Mabel Gallardo, Judith Corrachán, Gurutze Frades, Esther Rodríguez y Arrate Mintegui mientras que en chicos estábamos Gustavo Rodríguez, Alex Santamaría, Paquillo Fernández Cortés, Carlos López, Oscar Vicente y yo. Además, el trato en el Hotel Viva Blue donde hemos estado concentrados ha sido inmejorable.







Llegamos a Mallorca el jueves, con el tiempo justo de entrenar un poquito, cenar y descansar. El viernes fue un día duro, con mucho calor; briefing a las 11h, después paseo en bici, luego comida y a las 16h “check in” de material para llegar sobre las 18h al hotel con ganas de cenar prontito y descansar.

El sábado la carrera era a las 12h. Desayunamos y fuimos a Paguera con tiempo para terminar de colocar todo el material y calentar en el agua. Calentamos un poco Gurutze, Arrate y yo y los tres estábamos nerviosos pues nuestro fuerte no es la natación y además esta iba a ser sin neopreno, lo cual nos penaliza más. Casi sin darme cuenta estaba en la cámara de llamadas con un poco más de tensión de lo habitual, quería nadar más fuerte que nunca pero con rivales mucho mejores que yo iba a ser complicado no quedarse del grupo. Tras el bocinazo había unos 50m en los que apenas cubría y tras bastantes “delfines” nos pusimos a nadar. Pronto todo se enfiló y yo me quedé del grupo grande, junto a un austriaco y un ruso, mi ritmo para ser yo era alto y notaba que me cundía, de hecho, las primeras chicas (con nivel ITU) no me recortaron los 3´ con los que salían de desventaja hasta ya pasados los 1000m lo cual era señal de que no estaba nadando mal (repito, a mi nivel). Sin embargo, precisamente en ese momento cuando ya estábamos volviendo hacia la playa los dos chicos con los que iba y yo nos empezamos a desviar hacia la izquierda, estábamos yendo hacia el arco de la salida en lugar de hacia el arco de la meta, los dos eran azules y hasta que nos dimos cuenta perdimos un tiempo bastante valioso. Salí con unos 8´ perdidos sobre la cabeza pero traté de no ponerme nervioso, la carrera era larga y eso ya no tenía solución.





El segmento de bici eran dos vueltas de 45km bastante “pestosas” con sube-baja, curveo, asfalto irregular… y me desenvolví decentemente, adelantando algunas posiciones y sin que el grupo de cabeza me sacase demasiado tiempo aparte de lo que ya me habían metido en el agua. Pero aún así estas 2h y 20´ aproximadamente que pasé sobre la bici se me hicieron duras psicológicamente y me costó mantener la concentración, pues las hice totalmente solo, que no es lo mismo que hacerlas en grupo, aunque solo sea por las referencias.

Cuando me puse a correr no tenía ni idea del puesto en el que iba pensaba que iría el 30 más o menos y me notaba muy vacío a pesar de haberme alimentado bien, pero la dureza del segmento ciclista y el calor habían hecho mella. Empecé a correr y las sensaciones no eran demasiado buenas. Además, el circuito al que había que dar 4 vueltas de 5km bastante duros no ayudaba precisamente a coger un ritmo constante. Sobre el Km 4 Jaime me animaba a la vez que vi a Arrate retirada y esto me desanimó un poco más. Posiblemente en circunstancias normales, sin nada que hacer en la carrera y fastidiado por la retirada de Arrate se me hubiera pasado por la cabeza retirarme a mí también pero viendo que ella estaba bien físicamente y el hecho de estar corriendo con la selección hizo que ni siquiera me lo plantease. Pronto me di cuenta que la carrera se le estaba haciendo dura a todo el mundo, algunos de los pros que iban delante de mí se paraban a andar, otros a estirar con calambres y yo simplemente me propuse llevar un ritmo estable, beber en los avituallamientos e ir avanzando Km. a Km. hasta llegar a meta. Al paso por el Km. 8 Arrate me corroboró que estaba bien y me dijo que no se me ocurriera pararme, que dos de los nuestros (Carlos Lopez y Oscar) estaban fuera de carrera (aunque Oscar finalmente sí terminó). Seguí y seguí con el pequeño incentivo de coincidir con Gustavo Rodríguez en el final de mi tercera vuelta que era el final de su carrera en la que quedó en un gran 3º puesto y al menos pude hacer unos metros con él para animarle. En la cuarta vuelta, a pesar de que yo iba bastante “muerto” adelanté dos posiciones más a un alemán y un británico que iban prácticamente andando para llegar a meta en el puesto 21 (de élite, ya que en el global contando GGEE quedé el 26).










Con mi carrera en sí misma no puedo decir que esté contento, la verdad que no tuve mi mejor día y me duele mucho el fallo que cometí en la natación, pero supe sobrellevar los malos momentos y quitarme de la cabeza los pensamientos negativos para poder conseguir ese resultado que considero “aceptable” teniendo en cuenta que era un Campeonato de Europa con 47 participantes en categoría masculina.

Quiero terminar como he empezado, agradeciendo a todos los que hemos estado en este viaje el gran ambiente que hemos creado y con ganas, aunque se que es difícil, de volver a poder repetir una experiencia tan bonita como esta. El único lado negativo fue la retirada de Arrate por un pinchazo en su rueda delantera.




CLASIFICACIONES CHALLENGE PAGUERA 2014

12 de octubre de 2014

IRONMAN CALELLA (con un poco de retraso)

Con un poco de retraso e intentando ser breve porque no tengo muchas ganas de escribir sobre esta carrera hago mi crónica del Ironman de Calella. Una prueba a la que llegaba en un buen momento de forma y con un objetivo claro. Una plaza para el Cto. del Mundo de Ironman de Hawaii 2015 en mi grupo de edad.

Empezando por el final debo decir que me tuve que retirar y que, evidentemente el objetivo no fue conseguido.

Por la mañana llovía mucho y una tormenta eléctrica amenazaba con que se suspendiera el segmento de natación, finalmente solo se retrasó media hora la salida de la prueba pero se disputó sobre las distancias completas.

Mi natación fue normal, en mi línea, nadé bastante solo sin muchos agobios y esquivando a los GGEE que habían salido delante de nosotros.

El segmento de bici se me dio bien aunque acabé un poco quemado con el drafting, con la gente que no respeta que yo sí lo respete y se te cuelan delante para hacerte frenar, etc... Pero bueno, el hecho de tener referencias también me ayudó a que me saliera un buen parcial de 4h34´. Durante este segmento comí y bebí bien y no me esperaba lo que me iba a suceder poco después.
 

Mentalmente me veía capacitado y con ganas para hacer una buena maratón, estaba en buena posición dentro de mi grupo de edad sin embargo nada más bajarme de la bici me pasó algo que en ningún momento esperaba. Tenía un dolor en la parte interna de mis dos rodillas (inserción vasto interno) brutal, que hacía que se me doblaran las piernas y que cada zancada fuera un suplicio. Durante dos Kms alterné correr muy despacio con andar, pensando que poco a poco se me pasaría pero el dolor no cedía. Paré unos minutos del todo, estiré y reanudé la marcha, pero nada... no podía correr. Vanessa Pereira y Sergio Marques me vieron y me dijeron que me retirara para no lesionarme, Pedro Oviedo me dijo lo mismo pero yo no quería retirarme bajo ningún concepto así que seguí alternando correr con andar hasta el Km 6 donde me rendí. El dolor era insoportable y forzarlo más efectivamente me iba a conducir a una lesión, a la par que mi objetivo de conseguir plaza se me estaba escapando. Por todo ello opté por una retirada que me dolió bastante a nivel mental.


 

Una vez retirado lo primero que hice fue pensar en el "por qué" de ese dolor y la conclusión es que debido a que había metido pocos Kms con la cabra ya que las anteriores carreras (Ribadesella y Doñana) habían sido con la bici normal, la postura y el forzar para sacar 40km/h de media en 180Km me produjeron una sobre carga en los vastos internos que, unido a cierta deshidratación hicieron que sus inserciones se me contracturasen fuertemente. Una vez reposé el dolor se me pasó y el lado positivo es que esta semana ya he podido entrenar con normalidad, por lo que no se trata de una lesión sino de algo esporádico.

Ese día, ya que me había retirado me tocó animar y ayudar en el plano mental a Arrate, que no tuvo su mejor día, tampoco logró su plaza pero tiró de "huevos" para poder terminar y ganando un puntito más de experiencia.


No quiero terminar esta crónica con cosas negativas y el lado positivo es que ya tenemos un nuevo objetivo cerca que nos hace ilusión y es que ambos vamos convocados por la FETRI al Cto. de Europa de Media Distancia para correr en categoría Élite que se celebrará el 19 de octubre en Challenge Paguera (Mallorca). Posteriormente, con el Full ICAN Gandía el 26 de octubre acabaremos la temporada.

Por último, quiero agradecer a todas aquellas personas y marcas que me ayudaron a estar en Calella, siento no haber logrado el objetivo y me duele mucho por vosotros.

21 de septiembre de 2014

DESAFÍO DOÑANA 2014

El Desafío Doñana celebrado el sábado 20 de septiembre de 2014 ha sido una carrera especial y diferente por varios motivos. El primero de ellos ha sido la forma de viajar en autocaravana, algo que nunca antes había hecho y que ha sido una buena y bonita experiencia (gracias Spiuk, un lujo contar con vuestro apoyo) y el segundo motivo ha sido el formato de la prueba, un formato que a mí en realidad me viene regular por no decir mal; un recorrido de ciclismo prácticamente llano de 90Km y con drafting en el que abrir diferencias es complicado, 1000m de natación y 30Km de carrera a pie por la espectacular playa del Coto de Doñana.



Una de las ventajas de viajar en autocaravana: poder trabajar "on the road"

Aprovechando el hecho de tener una “casa ambulante” el jueves llegamos a Tarifa, donde pudimos disfrutar de sus preciosas playas, su ambiente surfero y dar un paseo por el centro. El viernes salimos a hacer 1h suave de bici y 10´ de carrera por allí y después de comer pusimos rumbo a Sanlúcar de Barrameda donde tendría lugar el Desafío Doñana. Recogimos los dorsales, reunión técnica, entrega de material, cenamos prontito y a dormir.

El sábado la salida era a las 7:30 a.m. Como se comenzaba con ciclismo decidimos no desayunar con las 3h de antelación que solemos hacerlo sino solo con 2h así que nos levantamos a las 5:30 (que no está nada mal) y sobre las 6:50 fuimos a la zona de salida. Yo estaba por un lado tranquilo por mí, porque no temía para nada a los 90Km de bici en grupo pero por otro un poco tenso por Arrate, que nunca había estado en un pelotón con tanta gente y menos jugándose una carrera. Me daba miedo que lo pasase fatal o que le pillara alguna caída.

Siendo aún bastante de noche y tras el protocolario corte de cinta, sobre las 7:40 se daba la salida para hacer un recorrido neutralizado de unos 5km atravesando la localidad gaditana, una vez en carretera el coche de apertura de carrera dio la salida oficial y comenzaron los ataques. Yo tenía clarísima mi forma de plantear la prueba: Había (a priori) dos triatletas que si llegaban conmigo a la T1 lo más probable era que me ganasen ya que son mejores nadadores y mejores atletas que yo; Salva Gil y Juan Salvador Díaz Cuéllar. Y digo “a priori” porque no contaba con el, a la postre vencedor, Sergio Cruz al que no tenía muy “fichado”. Por tanto, mi planteamiento era el siguiente: Tratar de escaparme con 4 o 5 ciclistas de los que hacían el relevo y que conmigo no vinieran ni Salva ni “Juansa”, para tratar de abrir un hueco suficiente que me permitiera al menos ponerme a correr a la vez que ellos en la T2. Pero como suele ocurrir en muchas carreras, los planteamientos iniciales luego no tienen nada que ver con la realidad.

Durante los primeros Kms del recorrido ciclista había unos cuantos repechos, pero ni largos ni duros por lo que la carrera era difícil de romper. A pesar de ello los ataques entre los ciclistas que hacían relevos eran constantes y yo lo probé un par de veces también, sin embargo el grupo no se rompía y cuando conseguía romperlo siempre me marchaba solo o con otro ciclista y eso no me valía, escaparme solo o en un grupo de dos o tres para mí era un “suicidio” ya que lo que pudiera ganar en bici me iba a penalizar mucho corriendo. Yo quería un grupo grande y sin rivales de la categoría individual pero no lo conseguí. Por tanto, en el Km 45, justo a la mitad del recorrido, tras verme involucrado en una caída (por fortuna sin consecuencias graves) y viendo que mi planteamiento tenía poca viabilidad decidí que no me quedaba otra que seguir una máxima ciclista “CBR” (comer, beber y a rueda). Precisamente en ese momento en el que decidí cambiar de estrategia Salva Gil pinchó y pensé “quizá tengo que volver a probarlo”, pero al final decidí que no, que en 40Km que era lo que quedaba de segmento de ciclismo lo más que podría sacar a un grupo de 30 o 40 unidades como el que íbamos serían 1 o 2 minutos y no merecía la pena tanto esfuerzo por ese tiempo así que me relajé, puse en práctica el “CBR” y me limité a llegar lo más descansado posible a la T1.

Mi transición fue lenta, pues tenía que hacer pis como fuera y entré en un baño. Tenía por delante 1000m de natación para cruzar el Guadalquivir en su desembocadura bastante fáciles que me tomé sin mucho agobio. Había visto que Elena Aguilar, que había aguantado los 90Km de bici a 41Kmh en el grupo delantero con nosotros, se metía al agua un poco después que yo y como nada un poco mejor pensé “cuando me adelante le cojo pies”. Sin embargo, no me enteré cuando me pasó y al final hice solo los 1000m, tomándome este segmento prácticamente como un trámite. Sinceramente, me resultaron muy placenteros esos 16´ de natación en un agua perfecta en medio de dos sectores bastante intensos como fueron el de la bici y el de la carrera a pie.

Mientras me cambiaba en la T2 pensando en los 30Km que me esperaban por delante corriendo por la playa escuchaba como un voluntario iba diciendo a la gente el puesto en el que iba y haciendo mis cálculos. Me puse a correr en 9ª posición y aquí si que sí mi planteamiento era clarísimo; no cebarme al principio que 30km por la playa, con ese terreno, el calor y la humedad iban a pasar factura seguro.

Describir esos 30Km a pie en un texto es complicado, pero si quiero transmitir mis sensaciones no me queda otra que extenderme un poco: comencé a correr mientras terminaba de colocarme todo, los geles en los bolsillos, la visera, las gafas de sol, incluso paré unos segundos a apretarme una zapatilla que notaba demasiado suelta. Los primeros 3km los hice a ritmo de 4´10´´ y tenía sensación de ir muy lento, la arena estaba bastante dura y se podía correr bien. A pesar de esa sensación decidí no aumentar el ritmo y aún así pasé a dos competidores y sobre el Km 5 adelanté casi de forma simultánea a Raúl Delgado, Basilio Polvillo, Elena Aguilar y Davíd Jiménez. Me puse a 4´/Km y me notaba muy cómodo. Sin embargo David Jiménez se pegó a mí y también daba sensación de rodar fácil y eso en cierto modo me incomodaba porque pensaba que íbamos 3º y 4º y no me quería jugar el podium de forma agónica. Sobre el Km8 nos adelantó un corredor de relevos con camiseta blanca y me pegué a él. El ritmo aumentaba (3´50´´/Km) y yo iba bien, pero David también. No quise perder la concentración y seguí a lo mío: mi ritmo, mis geles, mis isotónicos en los avituallamientos, etc. no quería romper el guión que tenía establecido para la carrera a pie y traté de no preocuparme en exceso por llevar a un rival pegado. Sobre el Km11 nos adelantó otro más de los relevos con camiseta azul y la cosa se puso exigente. El de camiseta blanca se le pegó y yo decidí hacer lo propio, del 11 al 14 el ritmo era de 3´30´´ aproximadamente (nada mal para ser arena de playa aunque estuviera dura) y los cuatro que formábamos el grupo adelantamos a Jose Antonio Infantes. En ese momento me relajé bastante porque pensé que ya estaba en zona de podium asegurada pero justo estábamos llegando al punto de giro y me di cuenta que además de Juansa, también iba por delante Sergio Cruz. Es decir, mientras yo pensaba que iba 3º en realidad había estado yendo 4º todo el rato con David (5º) pegado a mí.
Por suerte, prácticamente en ese intervalo entre los Kms 14 y 16 y dada la intensidad que estaban poniendo a la carrera los dos corredores que hacían el relevo, David también cedió y conseguí situarme de forma bastante sólida en la tercera plaza. Además cuando e iba por el Km 17 me crucé con Arrate que iba por su Km13 y eso también me hizo estar más tranquilo porque sabía que había superado bien el temido segmento ciclista. Aguanté con los chicos del relevo hasta el Km 21 aproximadamente pero a partir de ahí tuve que ceder, no bajaban de 3´40´´/Km a pesar de que la marea estaba subiendo y la tierra cada vez más blanda así que intenté regular para no petar en los 9Km restantes y poner una marcha más llevadera, volviendo al 4´10´´ o 4´15´´/Km inicial, ya que sabía que si mantenía ese ritmo por detrás no me cogerían y pude disfrutar de quedar tercero en una llegada a meta con bastante público y en un entorno muy espectacular por detrás de Sergio y Juansa que hicieron un carretón.
La verdad es que me quedé muy contento con mi segmento de carrera a pie, sacando una media final de 4´03´´/Km para los 30km a pesar del terreno, pero debo decir que los 4 últimos Kms se me hicieron un verdadero infierno, durísimos, aquello no acababa nunca, la arena cada vez estaba más blanda, la marea cada vez más alta y yo tenía la sensación de que siempre elegía la peor zona para ir.








Este tercer puesto me deja muy satisfecho porque le da sentido a mi participación en una carrera que por mis cualidades no me viene bien y porque me corrobora que me encuentro en un buen momento de forma para afrontar el duro mes de octubre con dos pruebas IM (Calella y Gandía) y quizá un Half aún por decidir.

Por lo demás, quiero felicitar a la organización por su trato y por su profesionalidad, una carrera perfecta con todos los detalles cuidados y muy recomendable, a todos los que terminaron porque esos 30Km de correr por la playa no están al alcance de cualquiera y en especial a Arrate que quedó 2ª haciendo una gran carrera y salvando muy bien un segmento de bici al que tenía o teníamos mucho respeto.

Hoy domingo solo hemos hecho una horita de bici y el resto del día ha sido para relajarse, recuperar y disfrutar de las bonitas playas de Cádiz.




8 de septiembre de 2014

TRIATLON FESTIVAL RIBADESELLA


Este fin de semana ha tenido lugar el primer triatlón de media distancia que se ha celebrado en Asturias. Se trataba del Triatlon Festival Ribadesella, una prueba que además acogía las distancias Sprint y Olímpica y que llenó de triatletas durante todo el fin de semana este bonito pueblo de Asturias. Aunque aún estoy un poco falto de volumen tras el parón de Agosto yo hice la distancia Half.

Llegamos a Ribadesella el jueves por la noche y el viernes salimos a montar en bici, 50km suavecito hasta Cangas de Onís y volver, antes de comer me fui a dar una vuelta con el coche al exigente recorrido de ciclismo y después por la tarde hice 12´ de carrera para coger sensaciones y 20´ de natación en el mar con Arrate. A las 20h tuvimos la rueda de prensa y el briefing y más tarde cenamos y prontito a la cama que el sábado tocaba madrugón.

La salida del Half era a las 8 a.m. y la del Sprint a las 8:50 mientras que la del Olímpico era por la tarde. Arrate hacía el Sprint así que me levanté a las 5 a.m. y desayuné en el baño de la habitación para no despertarla. A las 7 a.m. me fui a los boxes que los teníamos cerquita y coloqué todo con mimo para más tarde ir a calentar un poco a pie y después en el agua.

Minutos antes de la salida dediqué un rato a concentrarme pues se trataba de una prueba muy exigente, tanto por las distancias como por el recorrido de ciclismo que eran 2 vueltas de 43km realmente duras y con bajadas y curvas de cierto peligro. Mis principales rivales a priori eran Rodrigo Rodriguez, Adrián Bouzán, Fernando Barroso y Jorge Lopez de la Puente.

Durante la rueda de prensa

Describiendo la carrera por segmentos, en la natación no hubo mucha historia, Fernando Barroso se marchó solo desde el primer metro y yo me acomodé en un grupo de unos 10 o 15 triatletas que salimos 3´ detrás de él. La verdad es que iba realmente fácil en ese grupo pero ponerme a tirar para intentar dejarlos no tenía mucho sentido, como mucho iba a ganar 20´´ o 30´´ y el calentón iba a ser importante así que preferí quedarme ahí y dejarme llevar.

Salí del agua dentro de ese grupo e hice una transición rápida por lo que comencé el segmento de bici en 8ª posición, como ya he dicho, se trataba de un recorrido de bici muy duro, con 1800m de desnivel y con varias subidas exigentes, de hecho el 39/28 que llevaba no me sobró y tuve que utilizarlo en varias ocasiones.
Hacia el Km 5, aprovechando una rampa de 1,2km al 14% aproximadamente me coloqué ya en 2º lugar pero a Barroso ni le veía, pasaban los kilómetros y seguía sin verle hasta que en el 17, subiendo una dura rampa entre una espesa niebla comencé a verle a lo lejos. Cuando le cogí, en el Km20 aproximadamente me quedé 2 o 3 kms detrás aprovechando una bajada sinuosa y tras esa bajada, en una de las subidas más largas del recorrido le pasé y traté de marcharme en solitario.
Era más o menos el Km 25 de carrera y tenía 60kms para abrir ventaja sobre todos mis rivales para poder tener margen en la media maratón así que traté de aprovecharlo. Como digo, lo exigente del circuito de bici requería estar concentrado así que traté de estarlo y mucho, comiendo, bebiendo, no abusando de desarrollo, siguiendo una buena trazada en cada curva, manteniendo bien la cadencia y la respiración... La verdad que en este segmento de bici me divertí porque las carreteras eran entretenidas, los paisajes preciosos y las sensaciones buenas, así que poco más podía pedir.

 
Saliendo de boxes, había que controlar el ritmo y las referencias con los rivales

Llegué a boxes contento por el segmento de bici pero respetuoso con la media maratón porque desde el IM de Vitoria (13 de julio) el rodaje más largo que he hecho entrenando han sido 14kms. No tenía referencias (las que me habían dado no las consideraba fiables) así que decidí que saldría fuerte por si acaso Fernando o algún otro venían cerca. Hice el primer cincomil a 3´35´´ aproximadamente hasta que ví que a Barroso le sacaba unos 9´ y poco a poco fui bajando el ritmo de forma notable, del 5 al 10 más o menos fui a 3´50´´, del 10 al 15 a 4´05´´ y luego ya los últimos 6km, cuando tenía totalmente claro que no se me iba a escapar la carrera, sí que los hice dejándome llevar y sin controlar el ritmo, simplemente disfrutando de Ribadesella, del público y de los ánimos de la gente cercana. Aún así llegué a meta totalmente "vacío" ya que el calor y la humedad hicieron más exigentes aún las 4h34´ que duró mi carrera.


Por el paseo marítimo de Ribadesella en el punto donde me solía cruzar con Barroso (de azul)





Charlando con mi madre tras la prueba

Arrate por su parte ganó el Sprint. Es nuestra tercera temporada juntos y la primera vez que los dos ganamos el mismo día.

Además en la clasificación por equipos masculina del Half ganamos por equipos, algo que me hace sentir muy orgulloso de 3Style. De izquierda a derecha: Javier Gonzalez, Santiago Lopez, Jose Almagro, Juanma Hidalgo, Alberto Estébanez y Jero Mendez


Con todos los miembros de 3Style que fuimos a la prueba tras la entrega de premios.



A falta de que se publiquen las clasificaciones aquí dejo las únicas de las que tengo imágenes.

CLASIFICACIONES TRIATLON FESTIVAL RIBADESELLA


Para terminar con esta crónica puedo decir que estoy muy contento de haber conseguido la segunda victoria consecutiva en 2 semanas y que este resultado me da ganas y moral para preparar los próximos objetivos (Doñana, Calella y Gandía). Quiero también felicitar a todos los participantes en esta carrera porque era realmente exigente y en especial a todos los compañeros de 3Style con quienes hemos compartido un gran fin de semana. Por último agradecer a la organización el trato recibido y animarles a que sigan esforzándose por sacar adelante y mejorar esta prueba año a año.

 
Jose Almagro Valero © Copyright 2010 | Reservados todos los derechos | Contactar | Adapted by Reivaj Setnom | Inicio