Triatlón Elche Arenales 113, 2015

Este sábado estuve por primera vez en el mítico Triatlón Elche Arenales 113 organizado por el también ya mítico Ximo Rubert y su equipo. Se trata de una prueba diferente a las demás por su buen ambiente y también por su durísimo recorrido de carrera a pie.

Era el primer Half de la temporada y no tenía muy claro cuál iba a ser mi rendimiento tras una muy buena temporada de duatlones y el Triatlón de Portocolom tenía cierto miedo a que la carrera se me hiciera demasiado larga por falta de entrenamientos de volumen.

Tras las más de 6h de coche del jueves, el viernes día previo a la carrera fue un día duro. Por la mañana nos levantamos temprano, hice 1h30´ de bici y luego nadamos 1000m, después a las 13:30 teníamos la rueda de prensa en la que me daba hasta un poco de corte estar en la mesa viendo los craks que tenía a mi lado.

 De izquierda a derecha: los franceses Ouilleres y Degham, Eva Ledesma, Pasuello, Ana Casares, Pakillo Fdz. Cortés, Arrate, Almagro, Magie Santimaría.

Después de comer, a las 17:30 estuvimos en la zona de boxes todos los chicos y chicas del "Taymory Team" que competíamos e intentamos juntarnos para hacernos una foto, algo que fue relativamente complicado por la cantidad de gente que había y solo estuvimos cuatro. Y posteriormente, a las 19h control de material y a las 20h la reunión técnica por lo que llegamos al hotel pasadas las 21h.

 De izquierda a derecha: Anna Rovira, Domenico Pasuello, Almagro y Arrate Mintegui






Y el domingo tocaba madrugar, la salida era a las 7:45 a.m. por lo que a las 4:30 nos levantamos para desayunar y a las 5:30 nos fuimos hacia la salida.
Después de colocar todo bien en boxes calentamos unos 10´ a pie y un poco más en el agua y, como esos minutos pasan volando, pronto estábamos ya en la cámara de llamadas.

La natación eran 1900m a una sola vuelta y no puedo destacar mucho, nadé bastante "aceptable" ya que perdí menos de 2´ respecto a gente como Gustavo o Alex Santamaría, pero pienso que puedo nadar mejor.

Transición y por delante 86Km de bici que salvo algún repecho eran en su mayoría para rodar fuerte y acoplado.
Mis sensaciones en la bici la verdad que fueron muy buenas y poco a poco fui adelantando posiciones, pasando a gente como Corujo, Cuenllas, Puerta, Rosado, Paredes (había pinchado), Santander, etc. hasta que en el Km45 marchaba el 11º por detrás de Alex Santamaría, Iván Cáceres y justo por delante de Barroso a quien acababa de adelantar. En ese momento hice algo que tengo que solucionar como sea y es parar a hacer pis. No sé si porque me hidraté demasiado los días previos o porque tragué mucha agua nadando pero el caso es que no podía más y ya ni bebia, ni comía, ni me concentraba así que decidí parar, algo que no es la primera vez que me ocurre.






Tras la parada, perdí la referencia visual de Alex Santamaría definitivamente y Barroso me volvió a pasar. Sobre el Km60 le voví a coger y a la vez le pasé a él y a Cáceres. Cáceres cedió y Barroso y yo llegamos juntos a la T2 que, como se puede ver en la foto de abajo, hicimos a la vez pues teníamos dorsales contiguos.


Llegaba la carrera a pie, 21Kms que se componían de dos vueltas de 8Km en las cuales había que atravesar 250m de dunas por la playa y otros 250m de escaleras y rampa y después otra vuelta de 5km en la que hacíamos las dunas pero no las escaleras. Entre que era el primer medio de la temporada y que no había hecho muchos rodajes largos este año salí bastante prudente, más aún teniendo en cuenta el recorrido que teníamos por delante. Barroso y yo nos adelantamos algunas veces pero el en la segunda vuelta se me fue definitivamente y yo solo mantenía un ritmo constante con cierto miedo a "petar" hasta que sobre el Km15 vi que mi puesto (iba el 11º en ese momento) peligraba pues Alberto Bravo venía fuerte por detrás. Así, la última vuelta pequeña la hice más fuerte y eso me permitió adelantar a Oscar González a falta de 2km para meta y entrar dentro del Top 10.



 En el primer tramo de escaleras, con Barroso detrás


El mítico abrazo en meta con Ximo Rubert que abraza a todos y cada uno de los que finalizan

Valorando mi prueba y viendo el nivel que había en la salida no puedo decir que no esté satisfecho pero sí me hubiera gustado estar un poquito más cerca de los primeros, en líneas generales la carrera salió bien; nadé decente, en bici anduve bien y remonté mucho y corriendo también estuve decente, quizá un poco "reservón".
Ahora es el momento de descansar unos días y revisar esos errores y ponerse las pilas pues pienso que con un poquito de trabajo de mejora en cada una de las tres disciplinas puedo lograr un salto de calidad bastante importante en pruebas de media distancia, o al menos eso espero.


Por lo demás, quiero agradecer a Ximo el trato y la hospitalidad así como a algunos de los patrocinadores allí presentes como Taymory y Ciclos Boyer que nos hicieron sentir como en casa. También a Noe Mediavilla y la gente que me ha etiquetado en Facebook por todas las fotos que ilustran esta entrada.

El sábado por la tarde, tras la prueba, visitando la tienda de Ciclos Boyer en Alicante.

Por último, quiero mandar un mensaje de ánimo a Arrate que nada más cruzar la meta se echó a llorar. Yo sé el cariño con el que había preparado esta prueba, sé que ha estado entrenando duro y sacrificándose para llegar en forma y sé que tenía muchísimas ganas y potencial para hacerlo bien a pesar del nivelazo que había en la línea de salida. Nadó muy bien, saliendo con varias favoritas del agua y en el Km2 de bici, es decir nada más empezar, en el primer cruce que había ella y otras dos chicas se equivocaron, al parecer no había nadie allí para indicar. Como yo no estaba y no recuerdo si cuando pasé por ese cruce había alguien o no o si había valla o no, no entraré a valorar el motivo de la equivocación pues además, el triatleta debe saberse el recorrido. Lo que sí se es que este percance le hizo perder más de 6 minutos y, sobre todo, toda la concentración y motivación para las 4h de carrera restantes. Aún así acabó e hizo buena carrera y le felicito por ello y sobre todo le vuelvo a repetir que se anime, que va por el buen camino y que seguro que llega la carrera en la que saca a relucir el potencial que tiene dentro.
 


Seguir Leyendo

ESTANCIA EN VIVA BLUE Y TRIATLÓN DE PORTOCOLOM

La pasada semana Arrate y yo hemos estado unos días en el HOTEL VIVA BLUE, se trata de un hotel del que ya he hablado alguna vez situado en la Playa de Muro de Palma de Mallorca con unas instalaciones y un entorno perfecto para la práctica del deporte y en concreto del triatlón. Aparte de todo tipo de comodidades y menús para que lo único en lo que tengas que pensar cuando estás ahí sea en entrenar y descansar. Desde aquí quiero agradecer a todo el personal del Hotel el impecable trato que nos han dado que nos hace sentirnos mejor que en casa.

Alguna de las piscinas de recreo 
 Antes de salir a correr

 Aunque en la foto voy con neopreno, su piscina de 25m con el agua a 28º es perfecta para entrenar también sin él.

Disfrutando de las carreteras de la isla 

Sobre nuestra estancia en Mallorca he de decir que han sido unos días muy buenos en los que hemos sacado entrenos muy importantes y muy decentes que me ayudan afrontar con bastante confianza la temporada de media y larga distancia que empieza dentro de muy poco.

Y aunque no era nada planificado, mi amigo Carlos Lopez me comentó que el domingo día 12 tendría lugar el Triatlón Internacional de Portocolom, un triatlón del que había oído hablar muy bien pero en el que nunca había participado. Había dos distancias para elegir: la 55.5 sobre 500m de natación, 50km de bici sin drafting y 5 corriendo o la 111 que es justo el doble. Teniendo en cuenta que el día 18 tengo el Triatlón de Arenales de Elche decidí apuntarme a la distancia corta como último entreno de calidad en la Isla y test de cara  a Elche.


El sábado por la tarde fuimos hasta Portocolom a que yo recogiera el dorsal y porque había que dejar ya la bici en boxes y el domingo llegamos allí 1h15´ antes de la salida de mi prueba. Calenté un poco a pie y estuve con Arrate un rato mientras me ponía el neopreno hasta que me fui a la cámara de llamadas. Una cámara de llamadas en la que estaba un algo nervioso porque era el primer triatlón del año y porque me daba miedo que en una natación tan cortita (500m) con más de 300 participantes hubiera muchos golpes. Sin embargo nadé bastante cómodo y salí sobre el puesto 30 del agua pero a 1´ de la cabeza de carrera.
Para mí esta prueba tenía una complicación añadida y es que no conocía a ninguno de mis rivales al ser la mayoría de ellos extranjeros, los había con buena pinta pero de la pinta muchas veces no te puedes fiar y no sabía si había gente muy fuerte en bici o corriendo así que a priori lo mejor que podía hacer era pensar solo en mi propia carrera.


El recorrido de bici que eran 50km consistía en 15km de toboganes con alguno bastante duro donde había que quitar el plato, otros 15m muy llanos con muy buen asfalto, la subida a Sant Salvador consistente en 5km de puerto al 6% aproximadamente, girar arriba y bajar por el mismo sitio y unos últimos 10km casi llanos hasta la T2.

Tras una transición no muy buena cogí la bici y pronto empecé a pasar gente, pero claro, además nos estábamos juntando en el circuito con los de la distancia 111 que habían salido bastante antes lo que complicaba aún más saber cuál era mi posición real. Sobre el Km8 adelanté a un chico de mi categoría y le pregunté cuánta gente iba por delante y me dijo "5 o 6", seguí y cogí al siguiente, también español y le volví a preguntar y me respondió también "5 o 6", cogí a uno más, checo si no recuerdo mal y le pregunté en inglés cuántos iban por delante y me dijo "five or six". ¿Cómo? No entendía nada pero decidí no comerme la cabeza y seguir apretando. En el Km15 cogí al polaco Kacper Adam que tenía buena pinta y que a su lado iba una moto de la organización y un juez y ya pensé que era el primero. El mismo me lo corroboró.
Desde el Km 15 al 25 Kacper y yo rodábamos en cabeza siendo él quien llevaba la iniciativa y haciéndome sufrir muchísimo en los llanos y zonas que picaban hacia abajo. Su planta de rodador con más de 1m90cm de altura era impresionante. Yo pensaba sinceramente que con "la leche que llevábamos" la carrera estaba entre nosotros dos y que nadie sería capaz de cogernos ni recortarnos. Pensaba esto hasta que en el Km25 nos pasó a más de 50km/h el sueco Andreas Linden como un obús, como si no costase... Esto sí que no me lo esperaba pero aguanté el "embite" manteniéndole 30 o 40 metros hasta el inicio de la subida a Sant Salvador.
Yo no sabía que Linden hasta hace dos años había sido ciclista profesional y que ahora es un contrastado triatleta y él tampoco sabía que yo tengo un pasado ciclista por lo que la situación los últimos 20km fue un poco curiosa. En la subida al puerto yo decidí jugármela y me puse a tope desde abajo, pronto Kacper se quedó y Linden me aguantaba a unos 20 o 30 metros. Yo pensaba, "ya cederá", pero no, en cada curva miraba para atrás y ahí estaba con un pedalear que encima parecía que iba fácil y no fui capaz de soltarle en toda la subida.
"Pues si no te dejo subiendo, lo intentaré bajando" pensé, y aunque no quería arriesgar hice una bajada muy fuerte pensando en que si le metía 30´´ o 40´´ ya no me cogería pero no fue posible. Fue llegar abajo y entrar en los últimos 10Km de llano y Linden me pasa nuevamente como una bala. Esos 10 últimos Km fueron una auténtica tortura ya que el sueco se me iba un poco pero luego le volvía a recortar. Estaba claro que la carrera estaba entre nosotros dos y por un momento pensé en dejarle ir y conformarme pero la verdad es que Linden cada poco tiempo miraba hacia atrás y eso me hizo pensar que muy sobrado no iría.
El caso es que los dos juntos llegamos a las T2 y había que jugársela en el último 5mil, algo que no me gusta y no se me suele dar bien. Salimos muy fuertes de boxes, tanto que Arrate me confesó que según le vio correr ella tenía claro que Linden ganaría. Sin embargo aguanté bien el primer Km tras él y decidí cambiar el ritmo, Linden estuvo 500m pegado a mí pero al final cedió un poco. Quedaban 3,5Km a meta y cada vez que miraba para atrás le veía ahí, a 20m por lo que no podía relajarme ni un instante. De hecho en el punto de giro del km2,5 le vi tan cerca que pensé en dejarme coger pero supe sufrir y mantener esa ventaja hasta meta de tan solo 10´´.





De esta carrera me quedo con buen sabor de boca por la victoria pero sobre todo por haber sabido hacer algo que muchas veces me ha costado que es sufrir en los últimos metros y no arrojar la toalla, supongo que el domingo Jara, mi perrita boxer de toda la vida que el mismo domingo por la noche falleció con 14 años estaba pegando sus últimos tirones de mí con la correa para que no me rindiese.


Desde aquí quiero terminar agradeciendo nuevamente a Viva Blue su trato los días que hemos estado allí  y a Jaume Vicens y todo el equipo organizativo del Triatlón de Portocolom el haberme dado la oportunidad de conocer esta carrera tan bonita y bien organizada.


Seguir Leyendo

DUATLÓN DE DURANGO 2015

Quienes soláis leer mi blog sabréis que normalmente no pongo excusas y que no me gusta quejarme pero ayer el día en el Duatlón de Durango terminó mejor de lo que empezaba y de lo que pintaba. Tras los chaparrones de Oñati y Gernika y tras entrenar mojándome día tras día al final pasó lo que tenía que pasar y la noche del martes al miércoles empecé a sentir dolor en mi garganta, el miércoles no pasé muy mal día pero ya el jueves amanecí con un "trancazo de la leche" al que terminé de darle "vidilla" haciendo 3000m de agua y seguidos 40Km de bici lloviendo en mi empeño de no perder sesiones de entreno y de ser yo más cabezón que la climatología. El jueves por la tarde estaba realmente acatarrado aunque no tenía fiebre así que el viernes tenía que hacer lo imposible por curarme para el sábado estar medianamente disponible. Ese día, el viernes (día previo a la prueba), tenía previsto como es habitual salir 1h20´ en bici a activar un poco las piernas pero decidí quedarme en casa y hacer 1h de rodillo. Lo intenté, pero cuando llevaba 30´ no tenía ni fuerzas, ni ganas, ni cuerpo. Me bajé, me tomé una coca cola, hice 10´ más y me di por vencido. Las cosas no pintaban nada bien para tener un duatlón de distancias 10-35-5 al día siguiente...
 
Ayer sábado me levanté un poco mejor pero con mucha tos y congestión y para colmo, cuando estábamos arrancando el coche para ir a Durango sonó "pssssssssshhhhhhhhhhhhhhhh" en el maletero y me tocó dar la vuelta a coger una rueda de entrenamiento pues la de competir había pinchado por arte de magia.
 
Dicho todo lo anterior, había que tratar de mantener la cabeza fría y no pensar en nada negativo sino en que tocaba sufrir, probablemente un 110%, para hacer buena carrera.

Pensativo y concentrado antes de la prueba 

Centrándonos ya en la carrera, llegué con menos tiempo del habitual, tan solo 1h antes de la salida así que pronto hice las tareas protocolarias; coger dorsal, control de material, colocar todo en boxes y me puse a calentar con unas sensaciones pésimas y, por qué no decirlo, un poco desmotivado. Solo había una cosa buena que podemos decir que es casi novedoso: ¡no llovía!


La primera carrera a pie eran 2 vueltas de 5Km y entre mis principales rivales estaban Ander Aguirre, Raul Fernández, Gorka Bizkarra, Diego García, Iñigo Arregui, Joseba e Iker Plagaro, Iñaki Gabaráin, etc.
Dado que yo no tenía mi mejor día intenté correr lo más estratégicamente posible y al darse el bocinazo me coloqué primero, intentando marcar un ritmo que a mí me conviniese para ralentizar un poco la carrera. Pero pronto Bizkarra se dio cuenta de que íbamos "lentos" y puso un puntito más que me hacía sufrir. Hacia el Km3, Raúl Fernández realizó un cambio de ritmo al que yo no pude salir y en el intento de seguirles también se marcharon, Aguirre, Bizkarra y Lazo. Así, la situación de carrera se mantuvo estable durante los 10Km con Raúl abriéndonos hueco poco a poco, Aguirre, Lazo y Bizkarra haciendo lo propio y un grupito con Diego García, Joseba Plagaro, Iñigo Arregui, alguno más y yo en el que tuve que sufrir muchísimo para no perder la estela. Llegamos a la T1 a unos 45´´ de Raúl y a unos 25´´ del trío perseguidor.

 Raúl Fernández

Bizkarra, Lazo y Aguirre 

 Mi cara sufriendo detrás de Arregui y Plagaro lo dice todo

Tras una mala transición quizá fruto de la desconcentración porque las cosas no estaban marchando bien salí el último del grupo de boxes pero nada más subirme a la bici me puse a tirar. Había visto los primeros 2km del recorrido y eran un poco "ratoneros" con curva-repecho-rotonda-curva... así que no sé como me las apañé pero sin atacar, solo tomando fuerte las curvas y apretando un poco los dientes en el Km2 de ciclismo estábamos en cabeza Raúl, Bizkarra, Aguirre, Arregui (que estuvo atento a mi rueda) y yo. Lazo había cedido y el resto de mi grupo también. En 2km había conseguido solucionar la "cagada" del 10mil y la de la transición así que empecé a pensar un poco más en positivo :) 

Saliendo de boxes tras Arregui con Diego García a rueda 

Nada más juntarnos los 5 en cabeza nos pusimos a relevar con muchísimo entendimiento para abrir hueco atrás, un hueco que no se terminaba de abrir y que se estabilizaba en torno a los 35´´- 40´´ sobre los 5 o 6 perseguidores (Plagaro, Lazo, Diego, etc.). Previamente a la carrera me había informado del recorrido y me lo habían explicado bien (gracias Roberto Corujo); alguna subida fácil, mucho llano y un puerto de 4km bastante duro seguido de otros 2km de falso llano donde se podía abrir hueco, después ya bajar y a boxes. Así que con eso en mi cabeza me dediqué nada más que a relevar cuando me tocaba, tomarme un par de geles, beber agua, estirar un poco los gemelos que los tenía cargados del 10mil y esperar a la subida donde tenía claro que iba a atacar ya que mis 4 compañeros de escapada, a priori, eran más rápidos que yo a pie y no m valía llegar con ellos a la T2.
 
Nada más empezar la subida hubo un par de apretones en el grupo pero ya vi que ninguno de mis compañeros iba "super", yo tampoco lo iba pero tenía que intentarlo y lo hice con convicción, arranqué por la derecha, con fuerza, con el plato grande y sin mirar atrás. Nadie salió a por mí y rápidamente abrí un hueco de unos 20´´ que me costaba hacer más grande. La subida era dura y larga y yo tenía una cosa clarísima; para mí, la meta estaba arriba, si coronaba con ventaja suficiente lo único que tendría que hacer después sería mantenerla. Así, hice la subida a bloque, coroné con unos 35´´ y en el falso llano apreté a tope, de hecho creo que es donde más ventaja saqué. La bajada la hice fuerte pero sin arriesgar y finalmente llegué a la T2 con 1´07´´ sobre los 4 perseguidores.
 




En un principio ese minuto de ventaja debía ser suficiente pero con lo mal que había corrido la primera carrera no las tenía todas conmigo. No quise tener pensamientos negativos y salí a tope. El circuito eran dos vueltas de 2,5Km y en cada vuelta te cruzabas varias veces con la gente, en todo momento la ventaja me parecía poca por lo que sufrí muchísimo en ese segundo segmento de carrera a pie. Hasta 500m de meta, donde ya me crucé por última vez con Raúl Fernández que venía 2º y vi que no me cogía, no me relajé y disfruté de esta victoria por la que yo mismo no hubiera apostado cuando estaba en la salida. Como he dicho, 2º fue Raúl Fernández, 3º Ander Aguirre, 4º Iñigo Arregui y 5º Gorka Bizkarra. En chicas la victoria fue para Gurutze Frades.








Para terminar de hablar de la carrera quiero felicitar como siempre a los participantes y a los premiados y también a la genial organización del Mugarra Triatloi Taldea que se volcó y tuvo en cuenta todos los detalles para que una prueba salga bien. También quiero agradecer las fotos que ilustran la entrada a Aitor Anton, Ion Alcoba y Nuria GD y el apoyo, la presencia y los ánimos de mi amigo Paco Mata, de Rosa, Javi, Clara y por supuesto Arrate.
 
Mi cara al final de la carrera era mejor que antes de correr

 
Termina con esta prueba una primera parte de la temporada de la que acabo enormemente satisfecho, quería hacer bien los duatlones y mejor de lo que ha salido era complicado con 1 quinto puesto, 3 segundos y 3 primeros de 7 pruebas en las que he participado en un periodo de 7 semanas.
Estos resultados no hacen otra cosa que darme mucha motivación para los triatlones que ya se aproximan, con el de Porto Colom (12 de abril) y Elche (18 de abril) como próximas pruebas a la vista.

Seguir Leyendo

DUATLÓN DE GERNIKA 2015

Ayer participé por tercera vez en mi vida en el mítico y prestigioso Duatlón de Gernika. Antes de nada quiero felicitar y agradecer a la organización su profesionalidad, su trato y su "mimo" por sacar adelante esta carrera aunque este año por diversas circunstancias como la climatología y la coincidencia con otras pruebas haya hecho que la participación no fuera demasiado numerosa.
 
Centrándome en el día de ayer, la verdad es que tras el diluvio y el frío del Duatlón de Oñati y tras haberme mojado ya suficiente esta semana entrenando, lo que menos me apetecía ayer en Gernika era precisamente pasar frío y competir con lluvia, pero por más que miraba un millón de veces las diferentes páginas del tiempo, todo indicaba que no nos íbamos a librar.

Charlando con Emilio Martín, antes de comenzar la prueba

Una de las cosas que más me preocupaban ayer antes de la carrera era la indumentaria, pues esta carrera es sobre distancias de 10-40-5 y si bien, en 10km no pasas frío aunque lleves poca ropa, en 40Km de bici con lluvia te puedes quedar helado. Pensé varias veces qué ponerme y finalmente creo que acerté, aun a pesar de tener algo más en lo que pensar durante la carrera; Corrí con una camiseta térmica de manga larga (remangada en la primera carrera a pie) debajo del mono y con un chaleco fino "paravientos" por encima del mono, con estas prendas me aseguraba ir cómodo en la carrera a pie y no deshidratarme al llevar las piernas y los brazos al aire. En el bolsillo del chaleco llevaba un chubasquero y debajo del mono guardados unos guantes de invierno que utilizaría en la bici. Aparte, en la transición dejé unas zapatillas de correr boca abajo para que no se mojasen en exceso que fueron las que usé para el último segmento de carrera a pie.

Mi cara antes de la carrera lo decía todo: "circuito duro, rivales duros, lluvia, frío..."

Tras los típicos preparativos y calentar un poco con Arrate me quedé ya haciendo los últimos ejercicios por la zona de cámara de llamadas. Entre mis rivales más destacables estaba por supuesto Emilio Martín, claro favorito, y aparte Xavier Tijero, Ander Aguirre, Ibai Alba, Manuel Pando, etc.
 
El primer segmento de carrera a pie se componía de 4 vueltas de 2,5Kms (por los tiempos creo que debía ser un poco más) con una parte un poco complicada de subida, bajada, adoquín, etc. y luego una larga recta llana. Nada más empezar, en la primera cuesta Emilio se marcha solo y yo no hago ni por intentar seguirle, prefiero no "cebarme" y hacer mi carrera, poniendo el ritmo del grupo perseguidor.
 
 

Más pronto de lo que pensaba en ese grupo perseguidor nos quedamos tres duatletas: Ander Aguirre, Xavier Tijero y yo. Yo llevé casi todo rato el peso del grupo aunque Tijero también tiró un buen rato, lo que probablemente le costó ceder unos segundos con nosotros en la última vuelta. Aún así, este joven duatleta está demostrando muchísimas cualidades en estas primeras pruebas del año.



En las tres fotos de arriba Tijero, Aguirre y yo durante el primer sector a pie. 

Ya rodando solo con Ander, en el Km9, a falta de un Km para boxes y a pesar de ir a 3´20´´/Km más o menos pude sacarme el chubasquero del bolsillo, ponérmelo y ponerme también los guantes de invierno. Había que prepararse para la que nos esperaba en bici. Por delante, Emilio nos había sacado 2´30´´ en el 10Km y nosotros sacábamos entre 20´´ y 40´´ a nuestros perseguidores Tijero, Alba, Pando....

 
Salí fuerte de boxes para ver si Ander cedía pero se trata de un corredor experto y "duro" y pronto me cogió rueda. He coincidido varias veces con él compitiendo y tenemos buena relación así que lo primero que hicimos al juntarnos solos en bici fue hablar de colaborar para tratar de coger a Emilio y a la vez asegurarnos el podio. Sinceramente yo pensaba que podríamos cogerle y de hecho durante los primeros 10Km mantuvimos la diferencia con él y aún nos faltaba llegar a lo más duro del recorrido.
A partir de ahí, del Km 10 al 30 practicamente el recorrido tendía a subir con alguna bajadita y Ander iba más justo que yo así que llegamos al acuerdo de que yo tiraba en las subidas y él me echaba una mano en las bajadas para que yo recuperase un poco. Un poco más adelante, sobre el Km15 las diferencias se mantenían estables con Emilio o incluso aumentaban un poco, nos dimos cuenta de que no le íbamos a poder coger y la verdad es que nos relajamos, quizás demasiado porque de pronto nos dimos cuenta de que teníamos a Pando a unos 30´´ por detrás.
Como he dicho antes, por suerte con Ander me entiendo bien y le dije que tocaba ponerse las pilas, que no podíamos arriesgarnos a perder el pódium ya que la victoria estaba imposible así que él me dijo sinceramente, "dale tú, y si te aguanto hasta arriba te ayudo todo lo que pueda en la bajada y el último llano" y eso fue lo que hicimos, subí a tope el último puerto con Ander a rueda que incluso me animaba y él se puso fuerte en la bajada, de forma que volvimos a sacar el suficiente tiempo a Pando en la T2 como para tener asegurados el 2º y el 3º puesto.
 
Precisamente en la T2 fue cuando me di cuenta de la importancia que había tenido mi acierto con la indumentaria, la lluvia es incómoda pero la verdad es que no pasé nada de frío en bici, tan solo un poco en los pies y pude hacer bastante bien la transición. Por el contrario, Ander, que llegó "helado" al no haberse puesto chubasquero, perdió casi 30´´ respecto a mí. Este hecho favoreció que en el segundo segmento de carrera de 5Km, no sin sufrimiento, pudiera dedicarme a mantener mi ventaja y asegurarme el 2º puesto.



En la última curva, me volví a quitar el famoso chubasquero para entrar "guapo" a meta. 
 
Me gusta esta foto, porque es un lujo competir (aunque te gane sobrado) con Emilio Martín y porque es otro lujo competir y luchar desde la deportividad con un gran tipo y un gran deportista como Ander Aguirre. ¡Felicidades a los dos!

Quiero mencionar también la carrera femenina que aunque no fueron muchas, lucharon practicamente en solitario contra un día horrible. Ganó Ainhoa Murua llegando a meta con síntomas de congelación y Arrate logró un meritorio 3º puesto pasándolo también bastante mal.


 Podio de las dos categorías, de izquierda a derecha: Helene Alberdi, Almagro, Emilio Martín, Ainhoa Murua, Ander Aguirre y Arrate Mintegui

CLASIFICACIONES DUATLON GERINKA 2015

Como siempre, termino felicitando a todos los participantes, nuevamente a la organización, a Arrate por un podio que no ha sido fácil por varios motivos y también agradeciendo a Nuria GD y Aitor Antón sus preciosas fotos (una vez más).
 
El sábado que viene Duatlón de Durango, con el que pondré fin a esta primera parte de la temporada de duatlones y empezaré a poner la cabeza en la Media Distancia que el Triatlón de Elche (18 de abril) está también a la vuelta de la esquina.

Seguir Leyendo